loader-logo

Nuestro Equipo

Queremos generar espacios de proximidad, respeto y dialogo

Centro Horta de Teràpia Familiar

Sistèmica Relacional​

Centre Horta nace en 2013 del deseo de un equipo de terapeutas de familia de trabajar juntos en el ámbito de la atención a familias y el de la formación para ser acreditado como terapeuta familiar. Queremos generar espacios de proximidad, de respeto y de diálogo tanto con las familias como con los profesionales y alumnos que participan en nuestro proyecto.

Nuestro vínculo como equipo se crea en el Centro de Terapia Familiar de Barcelona -dirigido por el Dr. Albert Sarró- alrededor de la figura de Lolita Albaladejo, pionera de la formación sistémica en España y supervisora de Espai Obert nuestro primer proyecto conjunto nacido en 2007.

La epistemología sistémico-relacional nos aporta una manera de mirar, de pensar, de sentir, y es una experiencia que nos resulta apasionante por su profundidad, complejidad y por las alternativas que genera a formas de vivir ancladas en el dolor y el malestar.
La reflexión a partir de las historias familiares de tres generaciones abre un mundo emocionante de nuevas posibilidades, de nuevas perspectivas, de realidades diferentes que hacen posible la transformación. Centre Horta
Conócenos

Los Profesionales

Neus Garriga

Soy psicóloga clínica, terapeuta familiar, y docente acreditada por la FEATF. 

Con 14 años  decidí que quería estudiar psicología. Después de acabar la carrera, la necesidad de un marco teórico y mis interrogantes en referencia al mundo de las relaciones familiares y humanas me llevaron en el año 1988 al Centre de Teràpia Familiar de Barcelona. La Terapia Familiar Sistémica Relacional amplia mi mirada y me aporta nuevas formas de entender los síntomas, el sufrimiento y las dificultades y la posibilidad de ofrecer nuevos caminos que permitan vivir mejor.

Mis primeras  experiencias profesionales fueron en el campo de la valoración y reeducación de la dislexia y en el de la terapia de grupo de adultos. Puntualmente fui educadora en un centro de protección y tutela de menores.

Desde el año 1994 hasta diciembre de  2012 he trabajado  como a psicóloga en un centro de salud mental infanto-juvenil de un barrio económicamente desfavorecido de la ciudad de Barcelona. En este entorno se produce un reencuentro  con dos de mis formadores– El Dr. Albert Sarró y Lolita Albaladejo –y tengo mi primera oportunidad de trabajar con familias y aprender de ellas. Lolita con la su exigencia, sus propuestas formativas y su ejemplo  de coherencia y respecto ha impulsado mi crecimiento personal y profesional

Durante 6 años he colaborado en les tareas de formación de la Facultat de Psicología y Cièncias de l'Esport Blanquerna como a tutora de prácticas del Centre de Salut Mental Infanto-Juvenil.

Desde 1998 he participado en  Congresos y Jornadas nacionales e internacionales sobre Terapia Familiar a través de Talleres y ponencias. También he colaborado en diferentes artículos publicados a la revista Mosaico.

El nacimiento del Centre Horta de Teràpia Familiar como  centro clínico y docente el año 2013, supone una nueva oportunidad. Dar vida, consistencia y realidad a un espacio de formación ha sido una tarea compleja con dudas, incertidumbres y también la posibilidad de reencuentro con textos de nuestra  formación para incorporarlos y transformarlos en material para ofrecer no solo contenido, sino también experiencia y emoción a aquellas personas con el deseo de formarse cómo  terapeutas familiares.

El proceso de acompañar cómo  docente a las personas interesadas en formarse en la epistemología sistémica y el trabajo con familias ha representado para mí una experiencia intensa, apasionante y enriquecedora tanto profesional como humanamente. Un proceso terapéutico, es un proceso de crecimiento compartido, la familia crece y también el  terapeuta. Si hablamos de formación también hablamos de un proceso de crecimiento compartido entre docente y alumnos.

Rosa Ocón González

Psicóloga desde hace más de 30 años, decidí especializarme en terapia familiar porque, como todos sabemos, las relaciones íntimas y continuadas son las que nos proporcionan mayor felicidad y mayor tristeza. Por eso, busco favorecer espacios de entendimiento, animar al crecimiento y acompañar en el dolor.

Psicóloga en un equipo de Atención a la infancia y Adolescencia desde hace más de 20 años, he tenido la oportunidad de conocer las múltiples maneras en que las familias y sus hijos pueden quedar atrapados por un pasado francamente adverso y/o por un presente con muchas dificultades, con frecuencia tanto económicas como relacionales.

Pronto mi experiencia profesional me hizo observar que el contexto de control propio de un EAIA no satisfacía la necesidad de crear un espacio donde el vínculo con las familias y sus hijos pudiera convertirse en un adecuado y posible motor de cambio. Por eso, como otros muchos compañeros, busqué maneras de ampliar el corsé que limitaba las posibilidades de mi acción terapéutica.

Esta búsqueda me llevó a trabajar desde la segunda cibernética y, paralelamente, me encontré con las ventajas y desventajas del trabajo en red. A partir de este momento los retos que abordaba podrían ser definidos como más personales, a pesar de ser extraordinariamente técnicos. La preguntas que guían mi práctica son del tipo: cómo mirar para ver y enfatizar las potencialidades y no las carencias, cómo construir un espacio de suficiente proximidad para poder cuestionar sin ser rechazada, cómo colaborar con muchos otros agentes sociales que también tratan a la familia o a cualquiera de sus miembros yendo todos en una misma dirección, sumando y no restando.

El optimismo y la ilusión me condujeron a la docencia en terapia familiar

(acreditada por la Federación Española de Asociaciones de Terapia Familiar).

Compartir con estudiantes y profesionales con ganas de ampliar su mirada la epistemología sistémica y las grandes posibilidades de crecimiento personal y profesional que ofrece, es apasionante y muy gratificante.

He colaborado en algunas investigaciones entre las que destacaría la realizada en septiembre de 1996 como final de un Máster en Ejecución Penal. Estudiamos la capacidad normalizadora de las familias acogedoras; también la realizada en 2007 con familias de designación rígida, dirigida por Lolita Albaladejo.

Fui miembro de la Junta Directiva de la Asociación Catalana por la Infancia Maltratada (ACIM) desde 1999 hasta 2001 y continué colaborando activamente en diferentes proyectos hasta finales de 2004. Parte de mi aportación fue la organización de diversas Jornadas formativas.

Desde 1998 he dirigido diferentes cursos organizados por diversas entidades.También he participado como ponente en diferentes Congresos y Jornadas, tanto de terapia familiar como de infancia en riesgo.

Mención Especial

Estimat Rafa, Et trobem a faltar, com a company, com a terapeuta i com a polipoeta. Encara que et portem en el nostre cor, allà on siguis t'enviem una forta a abraçada.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies